Comentario a la Sentencia del TJUE 2/12/14 sobre asilo y homosexualidad

Captura de pantalla 2014-12-03 a la(s) 23.27.53

En la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea,  casos C‑148/13 a C‑150/13 de 2 de diciembre del 2014, Europa ha vuelto a posicionarse a la vanguardia del mundo en la protección de los Derechos Humanos, y muy especialmente en lo que respecta a la protección del colectivo LGTB.

Dicha afirmación se deduce del fallo de la anterior sentencia, en la que el Tribunal hace principalmente tres afirmaciones:

1) La homosexualidad es motivo suficiente para solicitar asilo y para que sea concedido (en realidad ésta afirmación ya se había dado en otra sentencia anterior), y

2) La alegación de homosexualidad para la concesión del estatuto de refugiado en la UE no da capacidad al Estado Miembro dónde se solicita el asilo a ‘probar’ la orientación sexual alegada, si para probarlo se vulneran los Derechos Fundamentales reconocidos en la Carta Europea (que, por cierto, aunque rara vez se hable de la Carta y se reivindique en los Tribunales, ésta tiene carácter vinculante y es de aplicación directa). Se prohiben explícitamente los medios consistentes en demostrar prácticas sexuales ya sea mediante vídeo y/o interrogatorio.

3) No declararse homosexual desde el primer momento no es suficiente para denegar el asilo, ya que, según el Tribunal, se trata de información privada y sensible.

Para quien no conozca el procedimiento de asilo, probablemente le sorprenderá la manía probatoria de las autoridades estatales para conceder asilo (puede tener sentido si lo que se pretende es que la protección se otorgue a quien realmente lo requiere), pero aún le sorprenderá más (y se preguntará) cómo es posible que hasta la sentencia se haya estado pidiendo a los solicitantes de asilo que demostraran su homosexualidad. La inquietud radica, sobre todo, en que cuesta encontrar un método efectivo y capaz de demostrar la homosexualidad alegada y, a la vez, que no vulnere los derechos fundamentales del solicitante. Estamos, de nuevo, ante una colisión de derechos a nivel europeo

Es posible que alguien se cuestione que el simple hecho de alegar y tener que demostrar tal homosexualidad pueda ser discriminatorio, pero no debemos olvidar que en el mundo generalmente lo que se persigue es la homosexualidad y no la heterosexualidad, de ahí a que pueda ser motivo alegado por solicitantes de asilo.

La resolución del Tribunal, por tanto, viene a realizar una ponderación de derechos y a establecer unos límites en las facultades de las autoridades estatales para probar el motivo de homosexualidad que alegue un solicitante de asilo.

Cabe decir que, aunque se establecen límites específicos solo relativo a las prácticas sexuales, el Tribunal viene a decir que la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE es un límite general a las actuaciones de las autoridades nacionales. Algo lógico si se tiene en cuenta que los derechos que regula la Carta son equiparables a los derechos fundamentales regulados en las constituciones nacionales.

Sin embargo, ¿Cuales son los límites? A pesar de que pueda parece que establecer la Carta como límite general es suficiente para proteger a los solicitantes de asilo, la realidad es algo diferente pues no estamos hablando se pruebas tasadas ni solicitantes uniformes, sino de múltiples sujetos con diferentes vidas y multitud de variantes que variarán obviamente caso a caso. Deberá examinarse, por tanto, cada caso de manera individual y hacer una ponderación preventiva entre ‘el medio de prueba’ y los derechos fundamentales del solicitante de asilo. 

En definitiva, a partir de la Sentencia del TJUE las autoridades estatales de cualquier Estado de la UE tendrán que tener en cuenta (resulta raro que hasta entonces no se haya valorado) la Carta de los Derechos Fundamentales y eliminar cuantos medios de prueba puedan vulnerar los derechos fundamentales del solicitante de asilo, especialmente aquellos relativos a la dignidad e intimidad de las personas.

Es, sin duda, otro gran paso para la protección de los DDHH en Europa, ejemplarizante a nivel mundial, y proteccionista con el colectivo LGTB. No debemos olvidar que, además, en breves meses el TJUE dictaminará sobre las prohibiciones que algunos Estados practican sobre el colectivo LGTB y la donación de sangre y que probablemente eliminará, por fin, éstas prácticas discriminatorias.

Anuncios

One thought on “Comentario a la Sentencia del TJUE 2/12/14 sobre asilo y homosexualidad

  1. Es muy interesante este blog y mas esta publicacion porque publican las situaciones en Europa y es importante saber como actua el gobierno y la sociedad antes una situacion tan diferente como estas. Se puede decir que tienen un gran grado de tolerancia hacia los homosexuales y gran pensamiento en cuanto a que son personas comun y corrientes sencillamente que con diferentes gustos.
    KEVINBAZURTO1002

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s