Crónica de #UpgradingEurope

El pasado viernes 11 de Octubre, acudí a las Jornadas de Upgrading Europe que se celebraron en la sede de la UE en Barcelona. El programa de las Jornadas parecía bastante interesante, en especial por los asistentes, y la verdad es que no defraudó.

Upgrading Europe es un proyecto de Susana del Río que pretende ser un baúl de información y de pedagogía para los ciudadanos europeos e que intenta acercar la UE a los ciudadanos, a través de las opiniones del mundo académico, político y ciudadano.

Susana del Río nos expuso con brillantes palabras lo que considera debería ser la nueva Europa del futuro. Susana habló de la necesidad de mejorar Europa poniendo a los ciudadanos y al Parlamento Europeo como epicentro de la política europea, y habló de cercanía y de valores democráticos, cuestiones que los ciudadanos estamos reclamando día tras día. La dificultad, sin duda, es la de definir el cómo ¿cómo acercar la UE a la ciudadanía?. Sin duda las instituciones tienen que hacer su trabajo pero, remarcó también, la responsabilidad de los ciudadanos con y para Europa es importante en el sentido de que Europa no se ha creado de un día para otro (de hecho aún sigue construyéndose) si no que ha requerido de años y años de integración, y por tanto, los ciudadanos tienen, de una u otra manera, la responsabilidad de saber qué hace Europa. 

En este sentido, también remarcó la interesante campaña que para estas elecciones se está haciendo desde la UE, tocando, por fin, tierra firme. Intentado, por todos los medios, contactar y comunicarse con la ciudadanía.

Como se apunta más abajo, Susana también habló de la importancia de los medios de comunicación para construir Europa pero también de la importancia de los bloggers, políticos y medios sociales para comunicar Europa. Así habló del hecho que la mayoría de medios, digitales o impresos no diferencian claramente la sección de Europa y, tristemente, la entremezclan con la sección de Internacional. Es evidente que para los europeos Europa ya no forma parte de lo internacional o extranjero, sino de nuestra vida diaria local.

Fue una jornada en la que pudimos conocer visiones de Europa desde los diferentes sectores, tanto medios de comunicación como políticos y académicos, y esto, la verdad, es de apreciar bastante, pues no sólo aprendes sino que además contrastas cómo se vive Europa desde los diferentes sectores.

La Jornada se dividió en dos grandes bloques: medios de comunicación y políticos.

Magistrales fueron tanto las palabras de Xavier Vidal-Folch como de Carles PratsVidal-Folch habló un poco de los importantes efectos que la crisis habían tenido sobre la nueva Europa, no ya sólo porque por fin la gente empieza a conocer que hay algo llamado UE, sino también en el sentido de que, a pesar de todas las dificultades y problemas que la UE ha tenido en estos tiempos, a pesar de todo esto, Europa había conseguido salvarse a sí misma y también al Euro. Sin embargo, también destacó la importancia de que los partidos políticos se diferenciaran claramente. Los ciudadanos europeos no sentiremos jamás que nuestro voto es útil en el Parlamento Europeo si todos los partidos políticos comparten una política determinada o si bien los partidos políticos carecen de una pasión determinada que les permita diferenciarse del resto y defender sus políticas concretas. Gran mención también del periodista hacia las dificultades que el Parlamento Europeo vivirá a partir de las elecciones del 2014, especialmente cuando se llene de ximples (tontos), en clara referencia a los partidos euroescépticos de extrema derecha.

WP_20131011_002

De pasión y seducción habló muy acertadamente Carles Prats. Puso, quizás, la línea más eurocrítica de todas en el debate pero sin dejar de lado el europeísmo. Criticó que se criticara a los medios de comunicación por no hablar suficiente de Europa, aunque él dejó claro que, al menos en TV3, Europa ocupaba una gran parte del informativo. Destacó, además, que mucha de la información que se da proveniente de Europa suele ser positiva pero que, evidentemente, no todo lo que se puede dar de Europa es positivo porque también hay cosas negativas. Gran mención de Carles a los recortes que padece TV3, pues sin los recortes sus periodistas podrían desplazarse a más países europeos y trasmitir más crónicas. Destacó también la necesidad de abrir Europa al mundo, pues si nuestros valores fundacionales consisten en los Derechos Humanos y la democracia, no se entiende lo que ha pasado en Lampedusa o Malta con las desgraciadas muertes de inmigrantes y el cinismo de Italia, concediendo la nacionalidad a los muertos y las deportaciones a los vivos.

Carles Prats también puso sobre la mesa la necesidad de hacer una armonización social en Europa y que, a pesar de que la UE hace la mitad del gasto social en el Mundo (uno de cada tres Euros del PIB se destina a gasto social) era difícil entender como aún Europa no había conseguido transmitir esto a la ciudadanía de manera positiva. Su intervención concluyó con una transformación del lema de la UE ‘Unidos en la Diversidad’ a ‘¿Unidos en la adversidad?’.

Como periodistas también se encontraba el jefe de la Sección Internacional de la Vanguardia, Plàcid Garcia-Planas, que a pesar de no dejar muy bien a la Vanguardia, pues dijo que su sección no publicaba lo que no vendía, olvidando completamente la función social que los periódicos deberían tener, sí destacó la pena de que ‘Europa no seduce’.

A continuación, se inició el debate más político, con los eurodiputados. Estuvieron presentes Ramón Tremosa,  Maria Badia, Raül Romeva y Santiago Fisas.

Todas las intervenciones fueron espléndidas, pero si me quedo con alguna, elegiría la de María Badía y Ramón Tremosa. Primero, porque María Badía habló del nuevo contrato social que Europa necesita para sobrevivir y mejorar: una Europa social, democrática y con los ciudadanos en el centro de la UE. También destacó la falta de presupuesto que la UE tiene para poder avanzar en sus políticas.

Tremosa, por su parte, hizo hincapié en la necesidad de no dar la espalda a los intereses de los ciudadanos y hablar de lo que quieren hablar. Así, aunque existe la necesidad de enfocar las elecciones europeas a los temas europeos como indicó Santiago Fisas, no se puede dejar de hablar del tema catalán si es lo que los ciudadanos quieren. Hablar del futuro de Catalunya es, en parte, hablar del futuro de Europa.

Tambén hizo una importante crítica a la demagogia general que se hace contra la UE y en especial, a la información que los medios dan pues tienden muchas veces a quedarse sólo con lo más sensacionalista. Así, puso como ejemplo la falta de información total cuando se difunden los sueldos y dietas de los eurodiputados, pues no dicen que éstos sueldos tienen doble imposición y que Bruselas es una ciudad extremadamente cara cuando hay sesiones parlamentarias.

Raül Romeva destacó la importancia de estas elecciones, pues ante el desprestigio de la UE, en parte justificado, serían las elecciones en las que más deberíamos hablar de democracia. Precisamente es la democracia la que en 2014 podrá cambiar definitivamente el rumbo que a veces Europa está cogiendo.

WP_20131011_12_33_41_Pro

Entre las diversas opiniones de los asistentes, se escucharon algunas muy interesantes, como la necesidad de que los medios hablen claramente sobre la UE. Así, a modo de ejemplo, Garcia-Planas decía que la UE también había hecho mucha Guerra y no tanta Paz, pero la realidad es que si nos ponemos a examinar, no es la UE quien propiamente hace la Guerra (pues no tiene competencias la UE para tales acciones), si no que son los propios Estados. Es la típica crítica que se suele hacer a los medios al simplificar el funcionamiento de la UE y mezclar todas las instituciones en una sola.

También se comentó algunos aspectos claves de cara a europeizar los medios y a acercar Europa a los ciudadanos, como la necesidad de establecer claramente en los medios una sección clara y separada de Internacional que hable específicamente de la UE, especialmente en los periódicos. A raíz de esto, por cierto, he descubierto la existencia de la Asociación de Periodistas Europeos de Catalunya, quienes, quizás, podrían incitar a iniciar un debate sobre lo mencionado anteriormente.

En definitiva, hacen falta muchos más debates, mucha más información, muchas más noticias y mucha más pedagogía sobre la UE y todo lo que rodea. Aunque, como diría Vidal-Folch, no todo es pesimismo… pues al menos, poco a poco, ya hemos conseguido algo: que se hable de Europa.

Me quedo con esto vídeo no oficial sobre las elecciones europeas:

‘No vamos a cambiar el mundo votando en las elecciones europeas, pues la UE no es un superhéroe, pero votando en las elecciones europeas aún podemos cambiar algunas cosas no tan sexis pero que aún SÍ importan’. No somos sexis, pero aún hacemos cosas.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s