Reino Unido y la soberanía europea.

Geográficamente sí, aunque no de la Europa continental. Quizás, por esto, Reino Unido tenga mucha más diferencias con el resto de Europa que el resto de países europeos de la UE (Nótese, también que, casualmente Islandia y Noruega también están notablemente separadas de la Europa Continental y no son de la UE. No obstante, Irlanda también lo está y es plenamente europea).

En cualquier caso, es una realidad que Reino Unido tiene ciertas diferencias ideológicas con la Unión Europea. Pero, ¿están fundamentadas?

Entre las muchas cosas que los principales euroescépticos británicos o eurófobos británicos defienden, la principal es una cuestión de soberanía. Esto es una media verdad. 

uk-eu-exit-pound-foreign-exchange-rate

La realidad es que la Unión Europea, en la actualidad, es una especie de super-organización en la que los Estados le ceden soberanía. Es decir, los estados rechazan a cierta parte de sus soberanía para cederla  a la UE con el fin de cooperar en aquellos asuntos que la UE puede hacer mejor. 

Por tanto, la UE no le ha robado soberanía como  algunos británicos dicen, si no que Reino Unido se la ha cedido voluntariamente.

Por otra parte, se dice que precisamente la falta de soberanía de la UE es lo que nos ha provocado esta crisis profundamente europea: la incapacidad para crear un Banco Federal Europeo, eurobonos, etc.

Sin embargo, si miramos algo más hacia el Norte, hacia Noruega, veríamos un caso que es completamente contrario al caso de Reino Unido. En este caso, nos encontramos una Noruega que, por diversos motivos, ha rechazado hasta dos veces su adhesión a la UE. Pero que, sin embargo, sí forma parte del entramado burocrático de la UE como organización económica. Es decir, aún no formando parte de la UE propiamente, si forma parte de la Comunidad Económica Europea y, como tal, aplica TODA la normativa relativa a esta materia.

Consecuentemente, aquí se produce un caso contradictorio ya que, aunque Noruega no haya querido ceder parte de su soberanía de manera voluntaria a la UE, sí que cede parte de su soberanía a la CEE y como tal, tiene que aplicar toda su normativa. Y, como en la actualidad, para la desgracia de muchos europeístas,  la Unión Europea es un enano político pero un gigante económico, esto implica aplicar la gran mayoría de la normativa existente. 

Para Noruega, aunque muchos de sus ciudadanos no lo vean o no lo quieran ver, esto produce un efecto negativo ya que, mientras que el resto de los Estados europeos miembros de la UE, y que también forman de la CEE, pueden proponer, presentar enmiendas, hablar, rechazar, votar, etc, Noruega no puede hacer nada de esto como no-miembro de la UE. Es decir, Noruega no tiene ni derecho a voz ni a voto en el proceso de aprobación de toda la normativa que se aplica a la UE, y que también se aplica a Noruega.

¿Es esto lo que quiere UK? No parece que esto sea a lo que UK aspira, ya que como de los hechos y de la historia se demuestra, si algo quiere UK, es conservar el estatus de sus país, y sobre todo, no perder influencia ni en Europa ni en el mundo.

Desgraciadamente para muchos euroescépticos británicos y políticos que se suben al carro eurescéptico por puro interés político, los últimos informes oficiales del Reino Unido establecen que la UE no daña al Reino Unido, tal y como muchos se han empeñado en decir de manera constante.

Es bastante preocupante, sin embargo, que muchos británicos sigan pensando que la UE es perjudicial para UK pero que, en cambio, no piensen que ciertas actuaciones del Gobierno así como ciertos Partidos Políticos, sí son dañinos realmente para UK y sus ciudadanos.

Existe, desde el inicio de la crisis económica en Europa, una importante difusión y expansión de estos partidos políticos euroescépticos de derecha y/o extrema derecha que, desgraciadamente, están convirtiendo ya no solo a UK, si no a todo Europa, en menos europea. El populismo pude ser pasajero, pero si sus ideas o proyectos se acaban proyectando en la ciudadanía y aplicándose, la reparación de estos daños podría ser interminable. #SaveEurope.

Anuncios

One thought on “Reino Unido y la soberanía europea.

  1. No es del todo cierto que Noruega no influye nada en las decisiones de la UE, oficialmente es así pero la realidad es otra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s