En defensa de la beca ERASMUS

En estos momentos de crisis en los que se plantea ‘austeridad, austeridad y austeridad’; en estos momentos de crisis en los que los recortes pasan factura a todos los servicios públicos; en estos momentos de crisis en los que los recortes llegan a todas las esferas…Es el momento de salir en defensa de la Beca Erasmus, sobretodo ahora que varios medios han apuntado a que la UE podría quedarse sin fondos para seguir financiando esta excelente beca.

La Beca Erasmus es más que una simple beca económica. Es, probablemente, la mejor beca de todas. Nadie o casi nadie que se haya ido de erasmus dirá que ha tenido una mala o terrible experiencia. Es, sin lugar a dudas, de las mejores becas existentes y, especialmente, una de las mejores iniciativas que la Unión Europea ha tenido para salvaguardar el proyecto europeo. 

Erasmus cambia vidas, abre puertas, abre mentes, crea experiencias, crea momentos inolvidables, crea uniones, crea amigos…En definitiva, crea Europa. ¿Por qué? Muy sencillo:

1. A pesar de todo lo que se llega a oír, en Erasmus también hay que estudiar. Las Universidades siempre te obligan a incorporar una serie de créditos obligatorios con lo que todo erasmus tiene que aprobar un mínimo de asignaturas allí dónde esté, bajo la amenaza de tener que devolver toda la beca de no incorporar los créditos al volver. Es MUY importante señalar una máxima de cualquier estudiante erasmus: los erasmus siempre somos pobres, independientemente de la beca ingresada. Esto implica, por tanto, que casi nadie se arriesga a volver con obligaciones económicas. También es una leyenda urbana que ‘los erasmus aprueban más fácilmente’. 

2. Erasmus es UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE. Sí, los estudiantes erasmus, como cualquier estudiante y ciudadano… salimos de fiesta, tenemos nuestras fiestas, nuestras cenas, nuestros encuentros, etc… ¿Cual es el problema? ¿Cual es el problema de compartir cenas internacionales, fiestas, etc…con nuevos amigos? Conocerse, intercambiar, hablar, opinar, discutir, disfrutar, dialogar, independizarse, aprender, vivir,… OJALÁ todas las becas fueran tan completas como esta.

3. Erasmus CONSTRUYE EUROPA. Hay quien dice que los europeos somos muy diferentes, que cómo es posible tener una ‘unión’ si en tanto nos diferenciamos. Ah, ¿pero es que a caso no es esto Europa? A nadie le suena el lema…¿Unidos en la diversidad? Yo, que estuve en Finlandia, pude observar claramente las diferencias culturales con los fineses. Sin embargo, puedo asegurar que la base común siempre ha estado y siempre lo estará. Pero de esto también se trata Erasmus: de aprender. En Erasmus no sólo compartes tu vida con el resto, sino que vives con el resto. Vives  con toda Europa en una misma casa, residencia, ciudad o fiesta. Y esto es lo interesante. ¿Quién quedándose en su casa siempre puede saber como son el resto de europeos? Erasmus es la clave.

Sólo aquél que se vaya más allá de Europa se dará cuenta al 100% de lo parecidos que somos los europeos, tanto en cultura como en mentalidad.

4. Erasmus TE ABRE LA MENTE. Nunca me olvidaré de aquél mapa que colgaba de la cocina en Turku, Finlandia. Era un mapa que con el lema de ‘Europa, unidad en la diversidad’, dibujaba todos y cada uno de los típicos estereotipos de toda la Unión Europea. Tampoco podré olvidarme de todas aquellas palabras, discusiones, noches, cenas, debates, juegos, reuniones, fiestas…en las que uno aprendía que los estereotipos sólo eran eso: estereotipos. 

5. Erasmus te INTERNACIONALIZA. Esto es Erasmus. Aprendes que no estás sólo en el mundo. Tu país no es el centro del mundo. Hay más cosas más allá de tus fronteras. Y esa es la gracia: ese miedo que cada erasmus tiene antes de irse a esta aventura, ese miedo por dejar tu casa, ese miedo por hacer o no amigos, ese miedo por irse sólo…se olvida, se queda ahí. Erasmus te dice eso: eres un ciudadano europeo y tienes toda Europa a tu alcance. ¿Qué Erasmus quería volver a casa? ¿Qué Erasmus no ha pensado en irse a Europa a estudiar, trabajar, vivir… como si simplemente te fueras a la esquina de tu casa?

6. Erasmus te hace APRENDER. Para muchos fue la primera vez que salíamos de casa y nos ‘independizábamos’. Hemos aprendido a vivir solos, independientes. Hemos aprendido otro idioma, otra cultura, otro país europeo. ¿No decíamos que viajar era una forma perfecta para conocerse a sí mismo? Sin duda, lo es.

7. Erasmus te ABRE PUERTAS. En España no estamos muy acostumbrados. Pero en el resto de Europa, los estudiantes están acostumbrados a hacer prácticas por toda la Unión. ¿Qué empresa no valora que sus trabajadores tengan capacidad para moverse de un lado a otro? ¿Qué empresa no valora que sus trabajadores sean independientes? ¿Qué empresa no valora que sus trabajadores tengan la capacidad de viajar, adaptarse y querer aprender por toda Europa?

En definitiva, la generación ERASMUS es una de las encargadas de salvar y construir Europa. Construye personas y ciudadanos europeos. NO podemos permitirnos el lujo de abandonar la que, para muchos, ha sido la MEJOR EXPERIENCIA DE NUESTRA VIDA. Por eso, 

Anuncios

2 thoughts on “En defensa de la beca ERASMUS

  1. Pingback: En defensa de la beca ERASMUS « Territorio Europa | Cuéntamelo España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s