La democracia en la Unión Europea

european Parliament

¿Es la Unión Europea democrática? ¿Hay democracia en la UE? ¿Nos falta democracia? ¿Podríamos ser más democráticos?

Una de las críticas constantes contra la Unión Europea (o, constructivamente, para mejorar la Organización) es la concurrente idea de señalar el déficit democrático de la Unión. Sin embargo, ¿es esto real? ¿existe un déficit democrático en la Unión Europea? Analizémoslo.

En cualquier Estado del mundo el máximo representante de una democracia que más o menos pueda funcionar es el Parlamento o Congreso. Independientemente del País, todos los Parlamentos ejercen la función legislativa y, de manera general, funcionan igual.

He aquí la primera característica: la Unión Europea, sin ser propiamente un Estado Federal (por el momento), posee desde su creación de un Parlamento que representa a los 400 millones de ciudadanos europeos y que, con el paso del tiempo, ha ido adquiriendo más y más competencias hasta el punto que, actualmente, prácticamente todas las decisiones que se aprueban en la UE tienen que contar con el voto conforme del Parlamento Europeo.

La importancia del Parlamento Europeo, a pesar de no ser conocida por la mayoría de los ciudadanos europeos, es enorme. Tal como decía, si prácticamente el 100% de las decisiones europeas tienen que tener voto conforme del Parlamento Europeo, esto quiere decir que toda la legislación que los Estados Miembros tienen que aplicar o transponer ha sido previamente aprobada por la institución europea que representa a los ciudadanos. Sin duda, es recalcable decir que alrededor del 70% de la legislación anual de un Estado proviene directamente de la Unión Europea.

Además, como si de un Estado se tratara, el Parlamento es elegido cada 5 años por los ciudadanos europeos a través de elecciones universales.

El Parlamento es una institución clave que, sin duda, es la máxima expresión de la voluntad democrática de la UE. Sobretodo si tenemos en cuenta que los Estados Miembros han querido constantemente aumentar las competencias del Parlamento con el fin de dotarle de mayor legitimidad democrática. Actualmente, algunos estadistas destacan que el Parlamento Europeo sería, directamente, el mayor legislador democrático del mundo.

Dicho esto, otros aspectos de la Unión Europea son fundamentales. Primero, para entender su creación. Y, en segundo lugar, porque reflejan los valores democráticos que representa, promueve y defiende.

Así, no debemos olvidar que la creación de la Unión Europea responde, entre otras cosas, a la voluntad de diversos Estados que, ante todo lo sucedido, deciden poner fin a sus controversias y unirse con el fin de evitar los mismos errores cometidos y cooperar. Unidos, avanzamos. Las barbaridades vistas en la guerra, en las posguerras, el hambre, el odio…todo son motivos para construir una unión que fomente la protección del ser humano, el fomento y, sobretodo, evitar que Europa volviese a convertirse en un escenario de guerra.

En segundo lugar, la voluntad democrática de la UE también se demuestra en la legislación: todos los Tratados de la Unión Europea desde su creación en 1951 hasta el último, el de Lisboa en 2009, destacan y subrayan la voluntad democrática de la UE, así como la defensa de la democracia y valores fundamentales en la Unión Europea, Estados Miembros y en el Mundo. De hecho, un Estado que no respetase los derechos humanos y que no tuviera un sistema democrático, no podría tener acceso a integrarse en la Unión Europea. He aquí lo que dicen los Tratados.

A pesar de todo lo descrito anteriormente, existen constantes críticas a la falta de legimitidad democrática. Ya hemos podido ver como, en realidad, tanto la creación como la existencia de la UE responde a unos intereses democráticos que, más que mínimos, se convierten en la pieza estructural de la UE. Sin embargo, las constantes críticas no dejan de tener razón en algunos aspectos.

A pesar de que el Parlamento Europeo se ha ido convirtiendo en un auténtico legislador, es cierto que aún hay ciertos aspectos legislativos en los que el Parlamento solo tiene que emitir un informe o dictamen preceptivo pero no vinculante. Por tanto, en ocasiones, el Parlamento tiene derecho a voz, pero no a voto.

En segundo lugar, El Consejo  y la Comisión aún poseen demasiada fuerza en comparación con el Parlamento. Es cierto que cada Institución cumple su función, pero añadir un control superior por parte del Parlamento hacia estas Instituciones o, incluso, permitir que la Comisión, algo parecido a un gobierno europeo,  fuera escogida en su gran totalidad directamente por la Institución que representa a los ciudadanos europeos, permitiría llegar a decir que el Parlamento es, junto a la Comisión, la máxima Institución democrática de la UE (es decir, como un Parlamento y Gobierno Nacionales).

Y, por último, la modificación de la elección del Parlamento es clave para reducir la sensación del déficit democrático europeo. Así, con la creación de una circunscripción única europa, con la creación de Partidos europeos comunes en todos Estados e, incluso, con la creación de listas de Partidos comunes para toda Europa, ayudaría no solo a aumentar el poder de decisión de los ciudadanos, sino que ayudarían a paliar la constante desviación del temario europeo por el temario nacional que los políticos nacionales efectuan siempre en las campañas electorales europeas y, lo más importante, ayudaría a eliminar la sensación de lejanía entre la UE y el ciudadano.

En definitiva, es cierto que la democracia europea es mejorable. Tanto como cualquier otra democracia nacional. Ahora bien, no es justo ni realista decir que la UE no es democrática solo porque hay un déficit de democracia. A mi parecer, no solo existe un déficit de democracia compartido con la mayoría de los Estados democráticos que hoy conocemos, también existe un completo desconocimiento por la mayor parte de la ciudadanía respecto las políticas llevadas a cabo por la UE, así como de la existencia de sus Instituciones y funcionamiento. Todo esto, en parte, es causado por la constante manía de los políticos nacionales de marginar la temática de la Unión Europea en sus campañas electorales, a pesar de la importancia más que evidente de la Unión.

Por último, si todas las modificaciones de los Tratados europeos han servido para aumentar la influencia del Parlamento así como de su poder, es evidente que muy próximamente la Unión Europea seguirá avanzando para conseguir una completa democracia europea, en la que el Parlamento juegue el papel más importante de todas las Instituciones, y sobretodo, se cree un espacio europeo en  que el ciudadano sea el eje de toda política europea.

———————————————————————

Si quieres saber más, Pietro Curatolo, en http://www.thestrasbourger.eu/article/A-democratic-deficit/21, habla de este posible déficit democrático en comparación con el desconocimiento popular.

Algunos Partidos, como el PSC en Catalunya, ya han aprobado resoluciones a favor de una mayor integración europea que otorge al Parlamento más poder y además, apuesta por la creación de listas europeas únicas.

About these ads

6 pensamientos en “La democracia en la Unión Europea

  1. Pingback: ¿el FIN de EUROPA? | europa

  2. Pingback: ¿El Fin de Europa? [2ndo Post Ganador concurso UE] « Crónicas

  3. Pingback: La dictadura euroescéptica | blogEuropeo

  4. Pingback: Consultas ciudadanas: democracia UE « Territorio Europa

  5. La Unión Europea no sólo no es democrática, sino que es anti-democrática. El ciudadano europeo no tiene ni un solo derecho para destituir o escoger al presidente de la comisión, y los propios parlamentarios (representantes de los países que conforman la euro zona) con suerte tienen la opción de escoger entre… ¡un solo candidato!

    ¿Ese es tu nuevo modelo de democracia? ¿Te parece poco el escandaloso déficit democrático? ¿Habías oído hablar alguna vez en tu vida del tal Van Rompuy, antes de que fuera escogido presidente del consejo europeo? (No creo que nadie en Europa supiera de dónde salió este tipo)…

    • Hola, es cierto que la UE tiene un pequeño problema de déficit democrático, como ya explico arriba. Pero esto es muy diferente a decir que es ‘anti democrática’. De hecho, en la práctica, casi se podría decir que es mucho más democrática que algún que otro país europeo por sí mismo. Recuerda que la democracia no sólo es depositar un voto, también incluyen una serie de valores y principios.

      Lo que comentas de la Comisión es una obviedad que yo mismo critico arriba. Ahora bien, te diré que cometes un gravísimo error al decir que los parlamentarios son los representantes de los países de la euro zona. Es grave el error porque estas hablando de ‘democracia’ y estás tildando de ‘anti democrática’ la UE exigiendo ciertas cosas, pero sin embargo no te has exigido a ti mismo conocer a ciencia cierta que un europarlamentario es un representante de los ciudadanos europeos: no de los países, ni mucho menos de sólo los países de la euro zona. Conviene no intentar dar lecciones de quien es quien o quien deja de ser tal, o cómo es esto o aquello, sin antes conocer realmente de qué se está hablando.

      Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s